¿Quiénes somos?

El FESTIVAL TRANSCINEMA es un evento organizado por la ASOCIACIÓN TRANSCINEMA, que nace como un espacio para compartir y aprender cine. Aquí el público puede descubrir a realizadores independientes con puntos de vista innovadores y creativos, los realizadores locales, intercambiar experiencias con cineastas de otras partes del mundo, y los visitantes disfrutarán de una excelente selección de cine, en escenarios ricos por su historia, tradición y riqueza cultural. Al final, el FESTIVAL TRANSCINEMA es un lugar donde el cine es pensado, hecho y compartido como un elemento vivo que nos permite encontrarnos con el otro.

La ASOCIACIÓN TRANSCINEMA es una organización en la que pensamos al cine más allá de los géneros, trabajando por una propuesta alternativa a la pantalla conservadora y de espectáculo vacío que se nos ofrece desde hace décadas. Para nosotros, el festival no es suficiente, por esto trabajamos también una propuesta formativa para todo el año. Pensamos Lima como una ciudad viva, alternativa, contemporánea, con un cine rompedor y cuestionador a partir de un nuevo público como nosotros: ansioso de nuevos retos y cuestionamientos de lo establecido

Cine de No-Ficción

TRANSCINEMA  es un festival de cine ‘transgénero’, que experimenta con las estéticas del documental y de la ficción, con el propósito de hacer mutar el lenguaje cinematográfico.

En los últimos años el documental ha ganado notoriedad debido a un creciente número de autores cinematográficos que abrazaron el género, renovándolo en estética y temática. Gracias a su creatividad, estos realizadores descubrieron nuevos valores expresivos en los medios precarios de realización con que contaban, aquellos que también les otorgan la libertad para producir de manera independiente sin  la exigencia de un costoso equipo realizativo a cuestas. Es en este nuevo panorama, donde la frontera entre géneros se desdibuja, que nace un nuevo término para referirse a este cine: la no-ficción.

Esta categoría, que comprende la extensa zona no cartografiada entre documental y ficción, contiene en su negación, su mayor riqueza. La libertad para mezclar formatos, señalar los discursos establecidos o hacer una síntesis de ficción e información, son los pilares sobre los que una nueva generación de realizadores descubre nuevas herramientas expresivas en el lenguaje cinematográfico”.