DÍA 2

Crónica día 2:

Lima, Perú, 3 de diciembre de 2016

 

El festival arrancó y el segundo día nos recibe en El Paradero Cultural, un acogedor espacio en el distrito de Lince. Este lugar creó el clima perfecto para que el reconocido documentalista – además de amigo y parte de la familia de Transcinema-, el chileno Ignacio Agüero, realice la primera parte del seminario, ‘Una película, ¿cuándo comienza, donde termina y qué pasa entremedio?’.

 

Lejos de las formalidades académicas, la conversación toma el lugar para generar reflexiones sobre el cine que nos interesa ver y hacer. Agüero advierte que respecto a la creación, no hay nada que se pueda enseñar, sino conversar. En poco más de dos horas, este encuentro giró en torno al proceso creativo y a la materia prima de todo cineasta: la imagen. Además, Agüero compartió que para él las películas no deben partir de una idea ni abordarse desde el planteamiento de un tema, porque eso tiene un límite. Sin un tema -dice-, uno no está enjaulado y puede dejarse llevar por la imagen como tal, que provoca algo -una reflexión, un análisis- en el espectador y esto hace que la película nunca deje de ser “creada” por quien la ve.

 

En paralelo a esta actividad -y en distintas sedes de la ciudad-, se proyectaron las películas que forman parte de las cuatro competencias del festival -Internacional, Transandina, Resistencia y Videoclips-. Además, en La Libre de Barranco, se mostraron los trabajos de 3 realizadoras peruanas: ‘Carta a mamá’ de Paola Patrón, ‘Mar, 30 Ago’ de Rebeca Alván León y ‘Más amor, por favor’ de Adalí Torres. Para cerrar la segunda noche de esta nueva edición del Transcinema, estrenamos ‘El nudo de la corbata’, segundo largometraje del peruano Mauricio Godoy -otro integrante de la familia de este festival-. A sala llena, asistimos a ver el retrato íntimo y cómplice del actor Alejandro Córdova. Este documental -entre la performance actoral y el diario personal- nos introduce en el complejo mundo de Alejandro desde un lugar bastante cercano.

 

Así concluyó el segundo día del Festival Transcinema, un espacio que se va construyendo desde la cercanía y la complicidad, y que tiene al cine como punto de encuentro.